Un Robot para tu Corazón

Si eres trekky como yo, seguramente consideras a Mr Data un personaje sumamente simpatico. Después de todo, en cierto momento cada persona debe reconocer que tiene incapacidad para entender una emoción particular –Lo cual sucedia con Data–. O como se siente otra persona en la misma situación.

Como seres humanos tendemos a pensar que el reino de las emociones es algo destinado solamente para el ser humano. Incluso por momentos creemos con fervor que nuestras emociones son más intensas que las de los demás. Pero esto es solo nuestro ego jugandonos una mala broma.

Si tienes mascotas lo comprendes –Las rocas no cuentan como mascota–. Ellos sienten alegría y triteza. También se enojan. Si un ser sin conciencia de su existencia a través del tiempo puede experimentar este tipo de emociones, quiza estás también pueden ser aprendidas por una Inteligencia Artificial.

Emociones de Silicon

Como ser humano se que interpretar el lenguaje no verbal, las emociones y las respuestas de las personas que nos rodean es una actividad muy compleja. Uno tiene que estudiar mucho para aprender como es que las personas se comportan y lo que estos comportamientos quieren decir. Y algunas veces no es suficiente.

Como desarrollador de software para web. Puedo confesar que algunas decisiones de software son complejas. Pero la capacidad para sintetizar emociones está un poco fuera del contexto de un sitio o aplicación Web simple.

La capacidad de proceso que se requiere para responder a comandos de voz es elevada. Tenemos ejemplos de ello en los iPhones con Siri – Y con todos las versiones que existen en Andriod–, y es claro para nosotros que Siri está lejos de ser una gran herramienta. Es funcional cuando las instrucciones son claras y tienes una conexión a Internet respetable.

Siri no vive en tu iPhone

Si en algún momento haz visto esta imagen ya sabes que Siri no vive en tu iPhone –Espero que esta no sea una revelación como cuando descubriste que Santa no existe, pero si lo fue, lo siento de verdad–. Siri básicamente graba tu voz, muy probablemente la convierte en texto y la envía por mensaje a un Centro de Datos de Apple. Una vez en el centro de datos de Apple, tu comando de voz es procesado por una red de computadoras que interpreta que es lo que “quisiste decir” y entonces se generar instrucciones para que Siri te responda.

¿Por que la insistencia en hablar de Siri si este artículo es sobre robots?

Siri, no es un robot. Intenta ser una IA para proveer más valor a los 18mil pesos que pagaste por tu iPhone. La razón por la que estamos hablando tanto de Siri, es por que quiero hacer hincapié en la complejidad del proceso de información para la interpretación de datos como reconocimiento de comandos de voz.

Ee ejemplo de la doble traducción
Si eres bilingüe y aprendiste otro idioma más alla de los 10 años de edad, aun recuerdas el proceso mental de la doble traducción entre idiomas. Entiendes lo que te dicen, lo traduces, formulas una respuesta en tu idioma materno, la traduces al idioma de tu contraparte y respondes.

Esa complejidad es similar a la que los robots y las IAs tienen que ejecutar para poder interactuar contigo. Solo que ellos tienen que intepretar el como te vez –a travéz de una camara– y traducirlo a datos. Lo mismo pasa con lo que dices, como lo dices, y cientos de otros factores psicologicos y emocionales que son parte de la conversación.

Hacer un robot que pueda interactuar contigo, que valla al super por ti, y realice todas esas cosas que tu no quieres hacer es sumamente complicado. Pero no desesperes. Una chica guapa –Y sumamente inteligente– llamada Cynthia Breazeal –Se pronuncia como Brazil, como el país Brasil pero con una ae o œ en lugar de a–, quien por supuesto es fan de la Ciencia Ficción y de los robots desde niña, decidio crear el primer robot social.

El tema de su Tesis Doctoral esta centrado alrededor de el marco de referencia que los robots necesitan para interactuar con los humanos. Es decir, como interpretar estimulos sociales, emocionales, físicos y psicologicos. Todo con el objetivo de crear un ente capaz de aprender emociones humanas con un corazón de silicio.

Presentamos Jibo

Jibo –jibo.com– esta destinado a convertirse en el primer robot para casa. Piensa en el como un robot para tu mamá. Una mascota con la que la gente puede hablar y que además puede aprender trucos como leer mensajes de correo, tomar fotos, reproducir mensajes de voz, recordar tus citas, o aprender los horarios en los que tomas tu medicina.

Piensa en Jibo como un juguete interactivo para tus hijos. Uno con el cual ellos pueden aprender a leer, a jugar, a despertar su curiosidad y cultivar habitos creativos.

Piensa en Jibo como en un asistente para tu oficina en casa. Contestando tu teléfono, tomando mensajes, enrutando llamadas, recordandote las citas y las fechas de los partidos de fútbol de tus hijos.

Pero sobre todo piensa en Jibo como el tatarabuelo de de Mr Data.

Cuesta apróximadamente lo mismo que un SmartPhone, pero es mucho más útil. En una campaña con IndieGogo.com Jibo reunio poco más de 2 millones de dólares para pagar por el desarrollo.

Desde entonces Cythia y su equipo han logrado reunir más de 30 MDD  en inversión para el proyecto. Y no se tu, pero yo estoy a punto de comprar la versión de desarrollador de este robot. Quiero enseñarle a jugar pocker, eso sería un buen truco.

Fe de erratas

• Nuestro Shortcode de Youtube no estaba funcionando. Gracias por la observación @JorgeCastr91

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *