Ahora que amo mucho menos

1.
Han pasado ya dos años.
¡Ya es preciso hablar del tema con vos!
¡Momento!, ¡No!,
¡Estoy mal!
¡Quiero decir que ya me es posible hablar del tema!

2.
Me refugie en la escritura por un momento
para encontrar una forma de seguir.
Para olvidar el rabia que siento.
Para olvidar mi fragilidad un momento.

3.
730 días han pasado y yo sigo
viendo al mundo más gris.
Me concentro en el trabajo
y en el desarrollo personal.

4.
Mas por dentro sigo roto,
estoy roto del alma y de la vida.
Y mi fractura es tal
que soy ahora dos personas.
El que existe y el que no.
El que ama y el que no.
El que construye y el que no.
Esta dualidad diáfana y paradójica
es apenas evidente.
Soy feliz pero amo mucho menos.
Lo que ayer era importante
ha dejado de serlo ya.
Y el dolor que hoy siento,
este también pasará.

Continuar leyendo “Ahora que amo mucho menos”