Nada, Nadie

No soy la persona que crees que soy,

No soy el hombre que quieres que sea.

No soy mis principios, ni mis acciones.

No soy la suma de mis aciertos,

Ni el monto total de mis errores.

No soy mi padre, no soy mi madre.

No soy nada, no soy nadie.

2

No soy el chico que fui alguna vez en el colegio.

No soy la luz, no soy el camino.

No soy ni siquiera el pinche guía.

No soy mi padre, no soy mi madre.

No soy nada, no soy nadie.

3

No soy un buen hermano,

Dios -Si existe-, sabe que nunca fui un gran hijo.

No soy un buen esposo,

Definitivamente no soy un gran padre.

No soy mi padre, no soy mi madre.

No soy nada, no soy nadie.

4

No soy lo que hago día con día,

No soy un ser de excelencia,

Ni uno afligido por apatía.

No soy poeta, no soy cantante.

No soy político, ni comerciante.

No soy mi padre, no soy mi madre.

No soy nada, no soy nadie.

5

Hoy soy.

Ahora soy.

Como niño jugando a ser grande,

No soy mi padre, no soy mi madre.

No soy nada, no soy nadie.

El poder prágmatico de un Mantra

La mente consciente y el auto sabotaje

Hace unos meses caí enfermo de una infección en la garganta. Esto me saco de circulación por 5 días. Si tu haces cualquier tipo de deporte, sabes que pasar más de 2 días sin hacer ejercicio resulta en una cuesta dificil cuando regresas a este.

Yo pase 5 días sin hacer ejercicio y con mala alimentación. Lo que hizo que mi cuerpo se volviese catabolico y me costo 4 kilogramos de masa muscular. Es sumamente doloroso saber que me tarde 2 meses en generar esa musculatura y que en simplemente 1 semana la pude perder.

Eso me lleno de dudas y de conflicto. Me saco de «la zona», ese momento donde las decisiones son mecanicas, no hay cuestionamientos, no existe otra alternativa, simplemente haces lo que tienes que hacer y lo haces con gran eficiencia.

Durante las siguientes 2 semanas viví en una pesadilla. Todos los días durante mi entrenamiento habia una voz en mi cabeza que decía cosas como

  • ¿Que haces aquí?
  • Ya wey, ya me canse, esto duele
  • ¡Ya vamonos we, ya no aguanto yaaaa!

Es horrible vivir con alguien así de negativo en tu cabeza mientras estás tratando de hacer ejercicio. Es aun más horrible que ese alguien seas tu mismo.

Continuar leyendo «El poder prágmatico de un Mantra»