Descubriendo tu Valor

Siguiendo con la metafora de encontrar ángeles en las piedras, una idea se materializo en mi mente. Una idea en la que he estado trabajando durante muchos años. Quizá es la visión de ese ángel que quiero liberar de la piedra que es mi vida que se empieza a materializar.

Empece a pensar en razones por las cuales deberiamos querer poner las horas y el esfuerzo para tomar todas esas acciones que son difíciles. Es una realidad que no queremos hacer cosas que son difíciles, en especial cuando hay tantas cosas que hacer que son más ugentes.

Parafraseando a Neil deGrasse Tyson, la tierra es un planeta malo para la vida. 99% de todas las especies que han existido en el planeta están extintas. Así mismo las personas como tu y como yo estamos asediados constantemente por el peligro y la maldad.

Tomar la decisión de tallar un ángel de una pieza de marmol puede parecer una tarea titanica e imposible. Tan grande que quizás sea más fácil y comodo no hacerlo.

Sin embargo, eso es quizá debido a la percepción que tenemos de la inmediatez de las cosas en el mundo moderno. El artista Miguel Ángel tardo un poco más de 3 años en completar la estatua de David.

Piensalo de esta manera. Más de 1,000 días pasaron para completar la estatua de David. Entonces debemos pensar en que el proyecto de tallar un ángel de una pieza de marmol es un proyecto de vida. Algo que empiezas y trabajas en ello poco a poco. Un paso a la vez.

Sin embargo, antes de que esta pieza maestra fuse presentada al mundo paso 26 años siendo una piedra de marmol completamente ignorada, en la que otros dos artistas trabajaron sin lograr entregar un resultado.

Valor Potencial

Poner el esfuerzo necesario en desarrollar tu personalidad, te ayudará a descubrir y alcanzar tu valor potencial. Si lo vemos desde el punto de vista económico el valor del marmol –la persona que eres hoy– es mucho menor al valor de la escultura –tu valor potencial–.

Piensa que cada acción que tomes para mejorar, por diminuta que esta sea, puede ayudarte a convertirte en una mejor versión de ti mismo. Y al igual que cada sincelada que se da encontra del marmol, el conocimiento que adquieres sobre tus capacidades y como potenciarlas también se queda contigo.