Blog de Desarrollo Personal

La magia del agradecimiento

Agradecer es algo que deberíamos hacer todos los días, la mayor cantidad de veces y sin embargo no lo hacemos tanto como podríamos.

La razón principal por la que recomiendo practicar agradecimiento, es por qué el agradecer –cuando se hace con convicción– engrandece a la persona que lo practica.

Es mucho más significativo para quien agradece que para quien recibe el agradecimiento por que cuando practicas agradecimiento eso se queda contigo. Tu benefactor –la persona a la que le estás agradeciendo– se puede sentir bien por ello, e incluso puedes hacerle el día.

No tengo una forma de medir la cantidad o el tipo de emociones calidad y agradables que practicar agradecimiento te devuelve, aun así el resultado es palpable.

¿Cuándo deberíamos practicar agradecimiento?

En la mayor cantidad de circunstancias, incluso cuando no es evidente.

  • Cuando termina una relación: Agradece por todo lo bueno que esta te trajo, por el amor, por el aprendizaje y también por el dolor.
  • Por estar vivo y con salud
  • Por tener ese trabajo que odias pero que paga tu renta y que te dice lo que no quieres en tu vida
  • Cuando pierdes y cuando ganas
  • Cuando tienes y cuando te falta
  • Cuando te regalan algo que no te gusta

Siempre puedes practicar agradecimiento. Y si no tienes nada que agradecer entonces eso es también una enseñanza. Casi todos, bajo circunstancias medianamente favorables, tenemos cosas que agradecer, personas a la que podemos hacerles saber que son importantes en nuestras vidas por que las enriquecen.

Pero no lo hagas por obligación, no lo hagas si no te importa. Practica el agradecimiento con convicción y verás como esto llena tu corazón y tu vida con mejores emociones.

¿Cuándo empezar?

  • Todos los días al despertar durante 5 minutos y antes de dormir.
  • Puedes incluso llevar un diario de agradecimiento donde escribas que es lo que agradeces
  • Empieza hoy, empieza ahora

Gracias por leer esto.

A %d blogueros les gusta esto: